+54 9 11 15 3407-6406 / 11 15 4177-3028 hola@convocatio.com

Cada vez son más las consultas a las que nosotras llamamos “Motivación dormida” o la “No Motivación”. Frases como: “No se que quiero hacer de mi vida”; “No me gusta mi trabajo pero tampoco sé qué quiero, entonces me quedo”; “Ya es tarde para elegir otra cosa”.

Como si de repente te encontras en una situación en la que no te gusta tu presente, pero tampoco sabes qué queres hacer, ni que te gusta. Y entonces, para escapar de esto repetís la misma acción que venís haciendo, que es el mismo patrón que te trajo a este punto: buscar algo externo que te atraiga, buscar el cambio afuera. Y así, encontras algo nuevo que te motiva de vuelta, estás mejor, más contento (dopamina), dura 6, 12 meses y se vuelve a apagar. 

¿Qué es el liderazgo personal?

Es ser plenamente consciente de que lo que sucede en mi vida es el resultado de mis  decisiones y que yo soy el creador de todo lo que me pasa.  Es elegir lo que quiero para mi vida. Es hacerme responsable de mis sueños y objetivos, y saber que yo soy el responsable para que sucedan. 

El liderazgo personal nos viene a devolver el poder creativo que tenemos. De cómo nosotros mismos influenciamos directamente en todo lo que nos pasa. 

“Si te haces cargo de que todo lo creaste, recuperas tu poder creativo, tu responsabilidad.” Juan Lucas Martin

Entonces te encontras con la primera pregunta: “¿Desde dónde estás eligiendo?”. 

Acá hay 2 posibles respuestas: por escape o por deseo; por qué es lo que te toca, o porque es lo que queres. 

¿Y cómo hago para saber? con el autoconocimiento, la pieza clave del rompecabezas.  

Sin el autoconocimiento (traer del subconsciente al consciente), no puedo saber que quiero, no puedo saber cómo elijo. Y así es como repito patrones sin darme cuenta, que soy yo el que está creando lo que me pasa en mi vida. 

Joe Dispenza (científico) “Si sostienes los mismos pensamientos, si llevas a cabo las mismas acciones y vives con los mismos sentimientos y emociones, su cerebro y su cuerpo seguirán igual;” 

Creamos a través de nuestro pensamiento (esto lo decía Buda hace 500 años a.c) “somos lo que pensamos, todo lo que somos comienza en nuestros pensamientos, con ellos creamos el mundo”

El autoconocimiento te invita a registrar cómo piensas, y a identificar cómo sentís. Qué cosas te hacen enojar y porque te enojan. Porque esto te da alegría, porque te sentis mejor y más querido con tal otra. Nuestra mayor limitación está en nuestra mente, no en las circunstancias exteriores. Entonces trabajando en vos, es como generas un cambio afuera. La autoconfianza y las creencias aprendidas son los mayores factores limitantes, porque son pensamientos que no cuestiono, que tomo como verdades.

En el liderazgo personal eliges ¿Quién queres ser? y no dejas que las circunstancias del afuera lo determinen. Como  “La situación del país”, “Los que hicieron mis padres” , etc. Cuando dejas que el afuera elija por vos, no estás siendo creador de lo que queres. 

¿De dónde viene esto?

Venimos de un paradigma de causa y efecto que viene de la física de Newton hace más de 400 años, donde aprendimos que las cosas nos pasan (me paso esto, entonces estoy triste), donde las cosas me causan un efecto. Y hoy la física cuántica, nos demuestra como somos causadores de efecto. De cómo a través de mis pensamientos y emociones puedo cambiar mi realidad. 

Cuando entendemos que nosotros causamos un efecto, nos damos cuenta de la importancia del liderazgo personal para crear lo que queres para vos, y no generar un sabotaje interno. 

Pero, ¿Porqué nos cuesta elegir quién queremos ser?

Aprendimos que somos o no somos. Que somos valientes o no, que somos inteligentes o no. Q somos independientes o no. “Es que yo no soy así”; “Nose soy así.” 

Y acá es donde los desafío a incluir en esa oración “estoy eligiendo ser así” . Cuando cambiamos “soy” por “Elegir” cambia todo el sentido de la declaración. 

Yo estoy eligiendo no ser valiente porque no me animo a… 

Yo estoy eligiendo no hablar porque tengo miedo de…. 

Y entonces dejo de responder en consecuencia y me hago cargo, me doy cuenta que es mi voluntad cambiar o no. 

Cuando me hago cargo de quien soy, quien quiero ser, qué quiero para mi vida. cambio a nivel de emociones, pensamientos y comportamientos, la motivación deja de venir de afuera, dejo de buscar algo que me motive, sino que esta nace de adentro, porque me animo a elegir mi propio rumbo, entonces las circunstancias exteriores de turno me dejan de importar.

Abrir el chat
1
Hola, ¿Cómo podemos ayudarte?